Simplemente los mejores

Qué pasaría si un partido liderado por Buenafuente, Muchachada Nui y Miguel Noguera se presentasen a las elecciones municipales de Madrid, y ganasen.

Pues eso el lo que ha ocurrido en Reykjavik (como nos adelantó SampedroNosinmibici), salve decir que Islandia ha vivido uno de los hechos políticos más reveladores de los últimos años. Los excesos de una plutocracia inmersa en un economía financiera llevaron el país a la bancarrota (¿les suena?). Los ciudadanos se movilizan, echan a todos los responsables y entre otras cosas, pásmense, modifican la constitución para que no vuelva a ocurrir. Mientras, en la capital islandesa vence un partido político: The best party con proclamas surrealistas que ironiza directamente sobre la clase política y sus bondades o sus promesas.

La revolución o se hace con cachondeo o no se hace.
Se imaginan…
D.

Anuncios

La revolución silenciada

Tras ensalzarla en el dominical del El País como ejemplo urbi et orbi, la economía de Islandia, más hinchada de la ingle de un informático, se hundió por completo horas después. Otra cebrianada…

Pero mientras, el mundo ve atónito como arde el Magreb enfrentándose a pedradas contra los bombazos de los tiranos, en la isla del volcán tocapelotas, se inició a raíz del descubrimiento del inmenso pillaje a su economía, otra revolución acallada sistemática por nuestros medios de comunicación: La revolución silenciada.
Vía Ratón Campero.
D.